RESTAURACIONES G&G

Incluimos en este apartado imágenes de alguno de los modelos mas representativos de old Harley Davidson que hemos restaurado en los últimos años, detallando diferentes partes de la moto así como datos comparativos del antes y el después de la restauración.

Harley Davidson 20F

998CC – 1920

Esta moto estaba en un estado de conservación lamentable. El mayor trabajo correspondió al chasis, que se tuvo que rehacer en un 70% y fue necesario además localizar la mayoría de componentes de la carrocería, que presentaban alto grado de deterioro. Al reparar la caja de cambios y el motor nos encontramos con problemas imprevistos como por ejemplo que en el piñonaje de la distribución había un piñón con un número de dientes diferente al original, lo que ocasionaba que la chispa se fuera desfasando cíclicamente. Resuelto este problema apareció otro en el inducido de la magneto al descubrir que era de Indian, por lo que el ciclo de chispa tampoco era el adecuado al estar calado a 42º en lugar de 45º. La caja de cambios, además de las operaciones habituales en estos casos, tenía el piñón de accionamiento del pedal con distinto desarrollo por lo que al accionarlo aproximadamente a ¼ de recorrido se quedaba bloqueado. Además de lo expuesto, se tuvo que construir íntegramente el sidecar – réplica exacta del original – ya que solo disponía de bastidor.

Harley Davidson 22FD

998CC – 1922

Al iniciar la restauración, y como se puede observar en las fotografías,  carecía de guardabarros y depósitos originales, además de otros muchos componentes que hubo que localizar a través de nuestros proveedores. El chasis estaba modificado y deformado, por lo que fue necesario reconstruirlo casi por completo. En cuanto al motor, los cilindros tenían un buen número de aletas rotas que fue necesario reconstruir. Y respecto a la caja de cambios presentaba todo el piñonaje irrecuperable y en este caso se pudo sustituir por otro original en buen estado, tras laboriosa búsqueda.

Harley Davidson 18J

998CC – 1918

Ha sido el vehículo en mejor estado de conservación que nos hemos encontrado hasta la fecha. Sin embargo presentaba un aspecto algo deteriorado, manteniendo prácticamente el 100% de sus componentes originales y aceptables para su recuperación. El motor y la caja de cambios no presentaban especial anomalía, reduciéndose el trabajo a las fases habituales en estos casos. El único inconveniente destacable fue localizar el interruptor de accionamiento de contacto y luces – específico de ese año – y la dificultad añadida de fabricar la llave de contacto. Para ello tuvimos que croquizarla sobre el dibujo del catálogo de despiece, y a partir de ahí construirla y ajustarla a mano.

Harley Davidson Topper

165CC – 1961

Nos resultó singular restaurar este scooter HD, del que no teníamos noticia que existiera algún ejemplar en el mercado español. No en vano, esta unidad la importó de Uruguay un coleccionista. La moto estaba muy completa y al iniciar la restauración nos encontramos con el problema del plato de arrastre del embrague automático, que era irrecuperable. Se pudo resolver a través de un proveedor de EEUU que nos proporcionó la pieza nueva de origen. La peculiaridad de esta moto está en el sistema de arranque – tipo máquina cortacésped – que lleva un mecanismo adicional de bloqueo de la corona para evitar que en el momento del arranque, y al ser embrague automático, la moto salga disparada. Dicho mecanismo aún siendo original no es fiable en su funcionamiento. Se estudió la posibilidad de mejorar el rendimiento de esta pieza, pero a nuestro juicio, implicaba modificaciones de mayor trascendencia de lo aconsejable por lo que se desechó la idea.

Motor Harley Davidson 20F

998CC – 1920

El estado del motor era parcialmente incompleto. Le faltaba el carburador y la magneto, además los anclajes del motor estaban alterados respecto al de origen y presentaba un buen número de aletas rotas. Encontrar una magneto original no resultó difícil, pero en cambio la localización del carburador fue mucho más laboriosa y requirió posteriormente de un laborioso proceso de restauración. La tapa de distribución figura en negro en las fotografías cuando en realidad corresponde el acabado original con el aluminio pulido. Esta solución se adoptó a petición del cliente y dado el elevado grado de deterioro que presentaba y que impedía una adecuada restauración.

*Colaboración fotográfica de Arturo Vicente Borja Boluda

Guzzi GT 16

500 c.c – 1932

IMG_0174b copia web
Ha sido con diferencia, la moto con el trabajo de restauración más laborioso de cuantos hemos hecho hasta la fecha. Todos los componentes estaban muy deteriorados. Por otra parte, resultó complicado localizar las piezas necesarias en Italia. Los ajustes de muchas piezas de la carrocería son especialmente complejos. Tantas dificultades durante el proceso, se han visto recompensadas por un funcionamiento impecable de la moto y el reconocimiento en varios certámenes a la mejor motocicleta restaurada.

Harley Davidson 22J

998 c.c – 1922

Hemos restaurado hasta la fecha varias HD con características similares a esta. En este caso, y partiendo de un estado inicial lamentable, la mayor complejidad ha consistido en ir localizando las piezas necesarias para su total reconstrucción. Algunos detalles de acabado general, lo son, atendiendo a la petición del cliente, como por ejemplo: el guardabarros trasero -abatible- que corresponde al modelo de 1923, así como el bloque de freno trasero. El soporte piloto corresponde a 1927. Su actual propietario, ha querido reconocer y admirar su historia, situandola en el salón de su vivienda, en lugar de un rincón del garaje.

Harley Davidson L 20 T

998 c.c – 1920

DSC_7610h2 copia 2

DSC_7610h2 copia
Antes de iniciar la restauración, la moto funcionaba – aunque de forma irregular – y su estado general presentaba un aspecto aparente. La sorpresa, vino al desmontarla por completo, y comprobar el pésimo estado de la mayoría de piezas. En algunos casos, se han podido reconstruir, en otros, ha sido necesario sustituirlas por otras originales. Como anécdota, comentar que el chasis estaba rebajado en altura, posiblemente debido a que en algún momento tuvo algún propietario de baja estatura. Este problema añadido, obviamente, también se ha resuelto , de acuerdo a las cotas de un chasis original – como el de este modelo – y que tenemos en stock. A criterio del cliente, la suspensión corresponde al modelo de 1922, y el sistema de frenado del año 1923.